Las aplicaciones móviles como anticonceptivos no son fiables El Dr. Carbonero explica las deficiencias de estos métodos

Hoy os queremos hablar no tanto de buscar embarazo, sino de todo lo contrario, de evitarlo. Recientemente, hemos tenido conocimiento de bastantes casos de mujeres que se han quedado embarazadas a pesar de utilizar algunas aplicaciones móviles como método anticonceptivo.

Tal y como refirió nuestro jefe de servicio, el Dr. Koldo Carbonero, a algunos medios de comunicación que le preguntaron al respecto de esta nueva moda y sus consecuencias, “son aplicaciones propuestas para determinar los días no fértiles del ciclo femenino y así poder tener relaciones sexuales sin riesgo de concepción. Pero hay que advertir que no es un método anticonceptivo comparable a los tradicionales como el preservativo, los anticonceptivos hormonales, el DIU… y por supuesto no tiene esos mismos parámetros de fiabilidad”.Estas aplicaciones se basan en el control de la temperatura basal corporal. La usuaria ha de tomarla diariamente a la misma hora y en las mismas condiciones y establecer así con los días más y menos fértiles. “Se sabe que si el ciclo femenino es normal en su funcionamiento, la temperatura basal es bifásica lo que significa que en la segunda mitad del mismo es aproximadamente 0,5 grados mayor que en la primera mitad. Los responsables de este método lo venden como eficaz para evitar la ingesta de fármacos y como una opción mucho más barata que los métodos convencionales”, explica Carbonero.

Según las impresiones que sacamos de nuestras consultas, las mujeres (especialmente las más jóvenes) conocen multitud de aplicaciones a las que acceden a través de sus teléfonos móviles relacionadas con el ciclo menstrual, las fechas de las reglas, la fertilidad, la esterilidad… estas aplicaciones tienen cada vez más aceptación y calado entre la población femenina para llevar un cierto control de sus ciclos menstruales y acceder a información útil sobre su salud ginecológica, ya que en todas ellas se incluyen datos sobre el ciclo menstrual y se aventuran estimaciones sobre fechas probables de la regla y días más fértiles de cada ciclo.

No obstante, hay que advertir de que si bien estas aplicaciones pueden resultar útiles de cara a establecer un cierto control del ciclo menstrual, detectar anomalías y recabar datos muy valiosos que compartir posteriormente en las revisiones ginecológicas, lo cierto es que no tienen un alto grado de fiabilidad como métodos contraceptivos, ya que el ciclo menstrual de cada mujer sufre variaciones importantes de manera habitual por diferentes razones, la mayoría de ellas no patológicas.

“Incluso para los profesionales de la Ginecología, averiguar el período ovulatorio de un ciclo requiere una monitorización del mismo que realizamos mediante controles ecográficos y determinaciones hormonales. De hecho, el registro de la temperatura basal se ha desestimado en los estudios que llevamos a cabo en los ciclos reproductivos que llevamos a cabo en las mujeres con problemas de fertilidad”, abunda el doctor Carbonero. “La ovulación es un hecho muy difícil de predecir y con gran variabilidad en los diferentes ciclos de la misma mujer por lo que utilizar esta estimación como método anticonceptivo eficaz, tiene muchas posibilidades de no cumplir su objetivo final”, concluye el especialista, que nos amplía la información en este vídeo.

 Foto Designed by Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *