Cinco consejos para encontrar el bebé que buscas Planificación del embarazo

Acabamos de estrenar un nuevo año y seguro que muchos de vosotros os habéis hecho una lista de buenos propósitos. Si entre los proyectos para este 2016 figura el de tener un bebé, vamos a facilitaros una serie de consejos que van a facilitar la planificación del embarazo y harán aumentar las posibilidades de que este llegue pronto. Feliz año.

  1. No descuides tu salud. Llevar unos hábitos de vida saludables es esencial en cualquier etapa de la vida, mucho más durante la planificación el embarazo. Esto no quiere decir que las personas sanas no puedan sufrir problemas de infertilidad, pero lo que sí está demostrado es que ciertos hábitos como el tabaquismo, los desórdenes alimenticios, el consumo de alcohol y de drogas ilegales, así como la obesidad o el sedentarismo no son recomendables si se desea tener descendencia. De esta manera, si estás buscando un bebé, deja de fumar desde ya y abandona el alcohol.

Los cigarrillos reducen las posibilidades de gestación tanto natural como si se está en reproducción asistida. Por su parte el alcohol produce menor respuesta ovárica, una calidad embrionaria inferior e incluso mayor tasa de abortos durante los ciclos de Fecundación In Vitro (FIV). Las drogas ilegales como la marihuana y la cocaína también repercuten negativamente en la calidad espermática y en la tasa de abortos. Estos consejos son válidos para hombres y mujeres.

  1. Planifica. No importa que justo en este momento no entre en vuestros planes traer un hijo al mundo; si tener descendencia forma parte de vuestros objetivos vitales tened en cuenta que la fertilidad, fundamentalmente la femenina, aunque también la del varón, sufre un perjuicio considerable a partir de los 35 años y prácticamente se agota en torno a los 43.

Eso no quiere decir que haya casos excepcionales en los que se pueda lograr un embarazo natural normal a una edad tardía, pero no es lo habitual. Si tienes claro que quieres tener hijos coméntalo con tu especialista. Unas sencillas pruebas y análisis son suficientes para poneros sobre aviso del estado de vuestra fertilidad. Eso os ayudará a tomar decisiones como adelantar la búsqueda de un bebé, vitrificar óvulos para postergar la maternidad, preservar la fertilidad ante una posible maternidad en solitario, recurrir a la reproducción asistida, plantearos la donación de espermatozoides/óvulos, decidir si queréis adoptar embriones… la información es vital y cuanto antes la tengáis, mucho mejor.

  1. Buscad ayuda. Se estima que una pareja joven logra un embarazo dentro del primer año de mantener relaciones sexuales regulares sin anticoncepción en un porcentaje que ronda el 80%. Si transcurridos estos 12 meses el embarazo no ha llegado, es aconsejable buscar la ayuda de un centro de reproducción asistida. Hay que tener en cuenta que este plazo ha de reducirse a los seis meses si la edad de la mujer supera los 40 años.

A la hora de escoger centro, es importante que tengais en cuenta una serie de factores que os den confianza y garantías no de éxito porque eso no es posible al 100% lamentablemente, pero sí de que a lo largo de proceso vais a recibir toda la información necesaria, de manera transparente y rigurosa. En nuestra unidad consideramos que, además, es conveniente que esté disponible la atención psicológica que en la mayoría de las ocasiones requieren los procesos de reproducción asistida por motivos diversos.

  1. Confianza plena. En reproducción asistida, la primera visita es fundamental a la hora de empezar a tejer una buena relación entre los pacientes y los especialistas. De ahí en adelante no temáis hacer preguntas y plantear cualquier duda que se os presente a lo largo de las consultas, los ciclos, la medicación… vuestra tranquilidad es esencial para cumplir los procesos adecuadamente.

Es necesario, asimismo, que consultéis con vuestro equipo médico cualquier información que os llegue a través de parientes, amigos, Internet… desafortunadamente, la fertilidad sigue rodeada de montones de mitos y creencias erróneas, así como tabúes difíciles de erradicar. Tened en cuenta que la información que os damos los profesionales está basada en años de experiencia y que nuestro objetivo es que cuando finalicéis vuestro periplo con nosotros lo hagáis con un precioso bebé en brazos.

  1. Sed libres. La decisión de tener hijos, cuándo buscarlos, cómo criarlos… competen a una pareja y en ocasiones a una sola persona. Es recomendable deshacerse de presiones familiares, culturales, sociales… a la hora de decidir si contáis que estáis buscando un bebé, si tenéis dificultades para lograr el embarazo, si la gestación se ha producido por técnicas de reproducción asistida (y cuáles en concreto).

De esta manera, compartid vuestros sentimientos y experiencias en foros si eso os hace sentir mejor, contadlo a la familia si consideráis que no va a condicionar vuestro comportamiento… o llevadlo en la intimidad si es lo que consideráis mejor. Hablar de ello si os apetece o callar si no queréis dar explicaciones son opciones personales totalmente válidas que no os deben llevar más tiempo del estrictamente necesario y, por supuesto, no deben agobiaros.

También te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *