Simposio en Vitoria. Más allá de la ilusión Actualización en reproducción asistida

Cada año, URA Quirónsalud Donostia organiza un simposio sobre reproducción asistida para especialistas y pacientes. El pasado jueves, nos dimos cita en Vitoria. Estamos convencidos de que necesitamos una actualización constante para integrar en la práctica diaria los avances desarrollados en los últimos años en materia de reproducción asistida, pero también lo estamos de que hace falta un contacto con los pacientes para pulsar sus inquietudes y dudas al respecto.

Citas como esta representan también una manera única de ofrecer información fiable, contrastada y veraz sobre un campo como el nuestro, en el que cada vez hay más demanda de conocimiento y un mayor volumen de datos, no siempre ciertos, circulando por diferentes vías y plataformas.

Maternidad tardía. Nuestro compañero de la URA Quirónsalud Bilbao, el doctor Txantón Martínez Astorquiza, también presidente de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y el Dr. Koldo Carbonero, director de nuestra URA y presidente de la sección de fertilidad y esterilidad de la SEGO, se encargaron del retraso de la edad materna a la hora de tener hijos, ya que es un factor fundamental a la hora de explicar el incremento de los procesos de reproducción asistida. “cada día hay más mujeres de 40 y más años que desean ser madres, lo que supone una mayor dificultad para lograr el embarazo. De hecho, una de cada tres embarazadas de cuarenta o más años ha recurrido a técnicas de reproducción asistida para lograr ser madre”.

¿Y la edad del varón? No solo la edad materna influye a la hora de lograr un embarazo, La doctora Teresa Ganzábal Areso, directora de laboratorio de la URA Quirónsalud Vitoria nos recordaba que hay evidencias científicas que “los bebés concebidos por varones de más de 40 años tienen más riesgo de problemas de salud como diabetes, autismo, trastornos mentales o enfermedades monogénicas”.

Y es que la calidad del semen es un aspecto que también nos preocupa como especialistas, ya que se ha visto disminuida en los últimos tiempos debido no solo a factores como el sedentarismo, la mala alimentación, el consumo de tóxicos, el aumento de la temperatura o la contaminación ambiental, entre otros. Teniendo en cuenta que el factor masculino es tan importante como el femenino a la hora de concebir un hijo es imprescindible prestarle mayor atención.

Soluciones de futuro. La apuesta por la formación y la investigación vinieron de la mano de nuestra directora de laboratorio, la doctora Miren Mandiola. Ella fue la encargada de hablar del Embryoscope y de cómo este híbrido de incubador y cámara de vídeo ha conseguido multiplicar nuestra tasa de éxito. “Nos permite elegir el mejor embrión según sus parámetros de calidad genética y metabólica, Embryoscope nos da una información de la que antes no podíamos disponer y todo eso sin manipular ni sacar el embrión de un ambiente idóneo para que salga adelante”, explicó nuestra experta.

En un foro en el que se puso de manifiesto el retraso de la maternidad, no podía faltar el tema de cómo hacerlo posible. Los especialistas reunidos en Vitoria destacaron la opción de vitrificar los óvulos a una edad en la que aún son idóneos en cuanto a cantidad y cantidad. Para ello es necesario tener claros los plazos de edad que afectan a la fertilidad y tomar la decisión de vitrificar óvulos un poco antes de los 35 años para usarlos años después.

Esta alternativa permite no solo postergar la maternidad por motivos personales, sentimentales, laborales o económicos. También se ha convertido en un recurso idóneo para pacientes que han de someterse a tratamientos oncológicos. Hasta hace poco, éstos conllevaban la pérdida de la fertilidad. Preservarla antes de someterse a radio y quimio permite que la enfermedad no arrase también con el anhelo de tener hijos.

Por fortuna, en la actualidad la tasa de curación del cáncer ha aumentado mucho, lo que obliga a plantearse soluciones de vida una vez que la enfermedad ha pasado.

Por este motivo, la Fundación Quirónsalud ha puesto en marcha un programa de preservación de la fertilidad para acabar con casos como los de Sonia Vilchez, paciente oncológica que contó su experiencia en una jornada celebrada hace pocos días en Madrid. “Cuando tenía 25 años y tuve cáncer no pensé en mi fertilidad. En ese momento no tenía pareja, fue al cabo de los años cuando la tuve y deseaba ser madre; te encuentras con el problema y es tremendamente frustrante. El cáncer es una enfermedad contra la que hay que luchar, pero el intentar minimizar todos los efectos secundarios posteriores del mismo, es un desafío muy importante para la futura salud psicológica y ambiental del paciente”.

2 opiniones en “Simposio en Vitoria. Más allá de la ilusión Actualización en reproducción asistida

  1. Tengo 43 años y deseo ser madre yo sola porque no encuentro pareja. ¿Puedo hacerme una inseminación artificial? ¿Qué coste aproximadamente tiene? Muchas gracias.

    1. Hola Yolanda.
      Deberías venir a vernos para que hiciésemos algunas pruebas y comprobar tu reserva ovárica y otros parámetros de salud relacionados con tu fertilidad. No obstante, debes ser consciente que (a priori) a los 43 años la inseminación artificial seguramente no va a ser la opción más indicada, dado que la fertilidad femenina sufre una merma considerable y progresiva a partir de los 35 años. Eso no quiere decir que no existan otras alternativas para que puedas ser mamá. Eso sí, debes buscar ayuda profesional cuanto antes. Si deseas pedir orientación de manera totalmente gratuita y sin compromiso no tienes más que llamar al teléfono 943437100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *