Tienes algo muy valioso.
Presérvalo.

Hay numerosas razones que llevan, a cada vez más personas, a conservar óvulos o semen que en el futuro podrían serles de utilidad. Por eso, Quironsalud, ha invertido en las mejores técnicas de preservación para conservarlos en las mejores condiciones. Lo que antes era imposible hoy ya es un servicio habitual y asequible.

La vitrificación es un prometedor proceso “ultrarrápido”, que nada tiene que ver con la congelación lenta convencional pues no produce cristales de hielo. Consiste en un proceso de conservación a muy baja temperatura sin congelación a través de una extrema elevación de la viscosidad durante el enfriamiento, que se realiza a gran velocidad.

Indicaciones:

  1. Preservar la fertilidad previamente a comenzar tratamientos oncológicos.
  2. Preservar la fertilidad debido al deseo de postponer la maternidad. Es decir, obtener ovocitos de buena calidad cuando la mujer todavía es joven y mantenerlos vitrificados hasta que desee quedarse embarazada, que es cuando se desvitrificarán y fecundarán en el Laboratorio para intentar conseguir una gestación.
  3. Acumular un número adecuado de óvulos en mujeres con baja reserva ovárica, para posteriormente formar un número adecuado de embriones para su transferencia.

Resultados:

Aunque estén guardados durante varios años, la supervivencia ovocitaria al desvitrificar supera el 90%. Su capacidad de formación embrionaria y de embarazo no disminuye con los años ya que se mantiene la correspondiente a la edad en la que han sido vitrificados.

Con el fin de conservar muestras de semen para diferentes tipos de tratamientos en el área de la Reproducción Asistida, disponemos en nuestras Unidades de San Sebastián, Bilbao y Pamplona, sendos bancos de semen que nos permiten almacenar muestras por tiempo relativamente prolongado. Consiste en un conjunto de criotubos de 1 ml, que debidamente identificados se almacenan en nitrógeno líquido a -196ºC.

Indicaciones:

Aunque la utilidad más conocida es la de almacenar muestras de semen de donantes anónimos destinadas a tratamientos de parejas que así lo necesitan, muchos hombres deciden preservar su propio semen por dos razones fundamentales:

  • Almacenar sémenes valiosos, considerándose como tales los de varones que por procesos tumorales vayan a ser sometidos a tratamientos radio y/o quimioterápicos, que frecuentemente tienen como consecuencia la azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado) bien de forma transitoria o definitiva. De esta forma tienen la posibilidad en un tiempo posterior satisfacer sus deseos de descendencia.
  • Almacenar semen en varones previamente a la realización de una vasectomía, por si en un tiempo posterior desearan utilizarlo.